miércoles, 9 de mayo de 2007

RIAD: EL PARÍS DEL MEDIO ORIENTE


Esta ciudad está infravalorada. Es un dato innegable. Grandes avenidas sin aceras, rodeadas de bellos edificios de dos pisos color caqui. Un estilo arquitectónico inconfundible, fuente clara de inspiración de Frank Gehry, Norman Foster o Calatrava. Todo ello acompañado por unos deliciosos 40 grados (y subiendo) y una perpetua neblina de origen arenoso con matices dióxido de carbono.



En esta bella instánea tomada desde mi oficina podéis ver un panorámica de la ciudad. Sus pequeños edificios que llegan hasta el infinito. Descampados situados estratégicamente para que cualquier vecino pueda tirar los escombros que tenga por casa y para que la chavalería juegue con alambres y ladrillos.


En esta otra imagen podéis maravillaros con algunos de los edificios más modernos de esta gran urbe. Se trata del edificio donde curro, lo mejor de todo: Mi oficina está en la planta 11 y la constructora que levantó la mole es el Bin Laden Group.....!
El edificio es, en teoría, de los más punteros del país. Digo en teoría porque tiene una serie de taras de consideración. A los baños les da por rebosar de tiempo en tiempo, poniendo en peligro las instalaciones eléctricas. Cuando llueve (poco pero lo hace) el lobby presenta goteras (¿?¿?) y todo ello sin contar las contribuciones del personal, como colillas y papeles en los pasillos. Pero no hay que quejarse......será que el dinero lo usan para otras cosas como....mmmm, bueno no me viene nada a la cabeza sin ser maligno!


Por cierto que el hotel del edificio éste tiene un magnifico restaurate donde comer camello y cocodrilo!!

3 comentarios:

Crispal dijo...

Recuerdo un amigo saudí que me dijo: "antes vivíamos en casas de adobe; nunca tuvimos frío en invierno ni calor en verano. Ahora vivimos en lujosas casas con aire acondicionado y pasamos frío en verano y calor en invierno". Paradójico ¿verdad?

DESTRUCTOR dijo...

Normal, es la idiosincrasia del saudi atontado!

-=Tekena=- dijo...

Este blog si se actualiza menos que el precio de un shawarma en una charcutería.